Buscar
  • Karen santana

Las 5 formas en que el masaje reduce el estrés

El masaje puede reducir el estrés y los síntomas relacionados al reducir su frecuencia cardíaca y calmar el sistema nervioso central. Como resultado, terminará sintiéndose más relajado, rejuvenecido y concentrado.

  1. El masaje desencadena una respuesta de relajación El masaje estimula al cuerpo a "desacelerar", llevándolo de un estado de ansiedad elevado a un estado más tranquilo y relajado. El simple acto de tocar y amasar metódicamente invita al cuerpo a relajarse y sumergirse en la relajación. Esta respuesta emocional es encendida por la hormona natural de felicidad y relajación del cuerpo, la serotonina. La serotonina estabiliza nuestro estado de ánimo y también ayuda con funciones básicas como comer, digerir y dormir.

  2. El masaje ayuda con la tensión muscular Cuando estás estresado, tu cuerpo se contrae involuntariamente y hace que los músculos se pongan tensos. Con la ayuda de la terapia de masaje, los músculos pueden volver a un estado relajado aliviando el dolor crónico. Los altos niveles de tensión en el cuerpo pueden hacer que los músculos se acorten, restringiendo el movimiento y causando dolor. El masaje alivia la tensión aumentando la elasticidad de los tejidos y estimulando el sistema nervioso parasimpático. Mediante técnicas como la terapia de puntos gatillo, frotar, estirar y acariciar, las fibras musculares se vuelven más calientes y sueltas. Los pacientes pueden necesitar más de un masaje para aliviar la tensión muscular, pero aún notarán resultados considerables después de una sola sesión.

  3. El masaje reduce la presión arterial Se ha demostrado que el masaje mejora la circulación sanguínea, lo que a su vez ayuda a disminuir la presión arterial. La terapia de masaje ayuda a calmar el sistema nervioso simpático, que es responsable de elevar la presión arterial como respuesta al estrés. Los estudios han demostrado que el masaje de relajación o el masaje de aromaterapia, ambas modalidades que se centran puramente en la relajación, reducen la presión arterial y la frecuencia cardíaca de manera mucho más efectiva que el masaje de tejido profundo o deportivo. Lo más probable es que esto se deba al hecho de que el tacto suave y calmante libera la hormona serotonina, lo que hace que nuestro cuerpo se autorregule y vuelva a una función natural y más saludable.

  4. El masaje mejora el sueño Dado que el masaje puede influir directamente en la producción de serotonina del cuerpo, también puede ayudar a liberar la hormona del sueño melatonina. La presión directa y la manipulación de los músculos del cuello, los hombros, la espalda e incluso las piernas y los pies desencadenan la producción de melatonina. El acto de masaje también reduce el cortisol, la hormona del estrés, que puede afectar los patrones de sueño. En su lugar, la hormona dopamina estabiliza su estado de ánimo y ayuda a crear ese estado relajado que se necesita para conciliar el sueño profundamente. La terapia de masaje se puede ayudar con aceites esenciales como la lavanda, para persuadir aún más al cuerpo a ese estado de felicidad.

  5. El masaje ayuda con la salud mental El masaje puede promover nuestra salud psicológica al estimular los receptores, los nervios y las hormonas responsables de la regulación del estado de ánimo.Durante un masaje de presión moderada, estos receptores se activan, lo que brinda alivio terapéutico al cliente y mejora el estado de ánimo y el bienestar en general. también ha demostrado aumentar la actividad del nervio vago, que a menudo es baja en personas deprimidas. Cuando se estimula este nervio, los niveles de cortisol disminuyen entrando en nuestro cuerpo en un estado más relajado y feliz.Otros estudios también han indicado que después de un masaje, la actividad en el lóbulo frontal derecho del cerebro (la parte asociada con la emoción negativa) bajó y se desplazó hacia el lóbulo frontal izquierdo, que es responsable de la regulación del estado de ánimo y el estrés.

Entonces, ¿por qué el estrés?


8 visualizaciones0 comentarios